Dos proyecto fallidos en salud

0
623

Proyecto de Cámara Hiperbárica estuvo equivocado, y juicio por Hospital de Ticul no ha terminado, reconoce Mendoza 

Mérida, Yucatán, 12 de septiembre  de 2018.- El secretario estatal de Salud, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita reconoció que el proyecto de la Unidad de Choque y Trauma del Hospital O´Horán -que incluye la Cámara Hiperbárica- estuvo equivocado desde el inicio,   y que el juicio por la recisión anticipada del contrato de construcción del nosocomio de Ticul no se resolverá en esta administración estatal.

El funcionario fue cuestionado por diputados locales durante las comparecencias de la Glosa del Sexto Informe de Gobierno, en donde señaló que aunque intentaron resolver ambos conflictos, no lo consiguieron.

Sobre la Unidad de Choque y Trauma del O´Horán, recordó que el proyecto fue una propuesta del gobierno anterior –de Ivonne Ortega Pacheco- “pero estuvo equivocado desde el inicio”.

“El proyecto incluye la Cámara Hiperbárica, y aunque estuvo equivocado se siguió invirtiendo el presupuesto, y cuando se acabó éste ya no siguieron con la Unidad”, señaló.

Mendoza dijo que aunque esa área del hospital O´Horán “tuvo todos los permisos y no tiene nada ilegal”, actualmente no cumple con las normas que exigen las autoridades federales de salud.

Como ejemplo, enumeró que la Unidad no tiene elevadores suficientes –pues el único que hay se utilizaría tanto para pacientes como para trasladar basura- , el área de urgencias no está en la parte de abajo, no se instaló un baño para el personal, no tiene rampas, y hay inconsistencias en el área de los tanques de oxigeno, por mencionar algunas.

Sostuvo que uno de los errores de este proyecto es que primero se colocó la Cámara Hiperbárica, y posteriormente se levantó el edificio que la alberga. Como se sabe, este equipo que no se está usando es uno de los más grandes de México, y supuestamente serviría para atender a 20 pacientes al mismo tiempo.

El secretario estatal explicó a los diputados que aunque el Gobierno del Estado quiso remediar este problema de la Unidad de Choque y Trauma cambiando su vocación, únicamente pudieron avanzar un 20 por ciento.

“Por tal razón se tomó la decisión de no invertirle dinero hasta no tener un proyecto avalado o correcto”, declaró Mendoza Mézquita.

Con respecto al controvertido tema del hospital Ticul, y a pregunta del legislador del PRD, Alejandro Cuevas Mena, el funcionario respondió que no ha terminado el conflicto jurídico que enfrenta con la empresa  Infraestructura Hospitalaria de la Península, ya que ésta exige al Gobierno un pago de aproximadamente 780 millones de pesos de indemnización.

Explicó que la Secretaría a su cargo le rescindió el contrato a esa compañía filial de Grupo Marhnos porque no cumplió con los tiempos establecidos en el contrato para construir el inmueble. “Se les dio más de 300 días extras, pero no pudieron cumplirlo, sólo avanzaron 31.6 por ciento de la obra”, agregó.

Pero debido a que el Gobierno de Yucatán contrató a esa empresa  bajo la modalidad del Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) a 23 años, la ley que rige esa materia establece que cuando una de las partes no pueda recuperar los recursos que haya erogado al terminarse anticipadamente el convenio, la contraparte tiene que devolverlo.

El problema, abundó el secretario, es que la compañía está exigiendo más de 780 millones de pesos, cuando en realidad la Secretaría de Salud estima que por la obra negra ejerció 200 millones.

“Para tener un dato de  comparación, ese dinero que pide es mayor al costo total de lo que invertimos en el nuevo Hospital Materno Infantil, incluido el equipamiento”, ejemplificó a los diputados.

Mendoza señaló que durante todo este conflicto las instancias legales locales y federales en México le han dado la razón al Ejecutivo de Yucatán, por lo que confía que la siguiente administración gubernamental le dé seguimiento a ese caso con el mismo enfoque “para defender el dinero del pueblo”. (Herbeth Escalante)

Source link