Día Mundial de la Mariguana: ¿Cómo afecta la cannabis nuestro cerebro?

0
95

Este miércoles 20 de abril se celebra el Día Mundial de la Mariguana, y aunque muchos defienden sus múltiples beneficios, por otro lado, médicos y expertos siguen alertando por sus consecuencias para la salud, principalmente por sus afectaciones al cerebro.

Y es que la planta aunque es una de las más consumidas sigue siendo una sustancia ilegal en muchos países, por lo que continúa causando una intensa polémica por su uso y sus efectos tanto en el cuerpo humano como en la sociedad.

Pese a que la mariguana es considerada como una droga menor, se ha comprobado que tanto su consumo crónico como el esporádico, puede acarrear problemas de salud, siendo el primero el que agrave sus daños.

¿Cómo afecta la mariguana al cerebro?

Fumar cannabis puede alterar la estructura y función cerebral. Incluso varios estudios han demostrado que su consumo tiene efectos neurotóxicos en el cerebro, especialmente en los adolescentes.

“Estos cambios cerebrales se relacionan sobre todo con deficiencias cognitivas y con un aumento del riesgo de desarrollar problemas psiquiátricos, que se asocian con un uso crónico de la droga. Cualquier persona que fume cannabis verá alterada la función de sus células cerebrales. Lo que es más variable entre los individuos es la magnitud de esos cambios y su conexión con efectos negativos”, señaló Jennifer T. Sneider, profesora de Psiquiatría en la Harvard Medical School, Estados Unidos en su estudio publicado en la revista ‘‘Journal of Addiction Research & Therapy’.

La experta también señala que su consumo altera la percepción sensorial, reduce la memoria a corto plazo, así como la atención y las habilidades motoras.

Efectos a corto y largo plazo de la mariguana

En los jóvenes y adultos esta planta tiene un impacto inmediato dentro de las próximas 24 horas, afectando el pensamiento, la atención, la toma de decisiones, la coordinación, las emociones y el tiempo de reacción.

Mientras que a largo plazo si se consume antes de los 18 años de edad puede afectar la forma en la que el cerebro crea las conexiones para funciones como la atención, memoria y el aprendizaje, los cuales podrían llegar a ser permanentes.

En tanto que si se consume durante el embarazo por parte de las madres, podría vincularse con problemas de atención, memoria, capacidad para resolver problemas y comportamiento en los hijos.

No obstante, los efectos a corto y largo plazo de la mariguana dependerán de cuánto se consume, con qué frecuencia, edad de su primer uso, si se ingirieron otras sustancias, y hasta por la genética.