¿Cuál es el origen del Festival de Yulin, celebración donde se mata y se come carne de perro?

0
76

Aunque existen algunas razas de perros que están prohibidas en algunos países por ser ‘peligrosos’, en todo el mundo estos animalitos son considerados el mejor amigo del hombre. Es por esto que causa tanta inquietud saber que existe un festival en China creado únicamente para comercializar y cocinar la carne de estos animales.

También conocido como el Festival de Lichi y Carne de Perro, es un evento que ocurre una vez al año en una ciudad en Guangxi, en el sur de China, en la frontera con Vietnam. Éste dura 10 días y da inicio cada 21 de junio.

Según Peter Li, experto en políticas de China de la asociación Humane Society International, este festival no fue creado hasta 2009-2010 por comerciantes de la carne de este animal debido a las decaídas ventas de la misma, con la intención de volver a darle movimiento a sus negocios.

“No tiene orígenes culturales en Yulin. De hecho, antes de esa fecha, el consumo de carne de perro nunca fue parte de la cultura gastronómica local, y el ‘festival’ nunca existió. Incluso ahora, las encuestas de opinión muestran que la mayoría de las personas que viven en Yulin no comen carne de perro”, dijo Li para Newsweek.

Aunque el festival solamente tiene sede en Guangxi, Li menciona que es importante tomar en cuenta que no es la única ciudad del país en la cual se comercia y consume carne de perro y gato, ya que hay muchos otros pueblos y ciudades en la región donde se vende en tiendas y restaurantes.

Li agrega que, aunque la mayoría de la población no consume este tipo de carne y que en general ésta no forma parte de la cultura culinaria de China, el festival y la ciudad Guangxi siguen siendo el motivo por el cual se comercia con ésta durante todo el año.

Según palabras del experto, aunque la presencia del festival sólo consta de 10 días, se debe fomentar la desaparición del mismo y crear conciencia alrededor de la cruel práctica. Ya que, debido a lo anterior, durante todo el año se roban, trafican, y matan a perros y gatos durante todo el país, especialmente en días previos al evento.

Debido a que la práctica es completamente ilegal e inmoral, y además no es aceptada por la mayoría de la población de la ciudad, hay una gran movilización de activistas en contra de este tipo de comercio. Gracias a esto y a la pandemia de COVID-19, se ha visto menos circulación en el evento, además de que es menor la cantidad de perros y gatos sacrificados para el consumo.