COVID: Humo de cigarro esparce el virus hasta 8 metros en terrazas

0
142

En reiteradas ocasiones se ha mencionado que fumar es nocivo para la salud; sin embargo, en tiempos de pandemia podría ser incluso más peligroso si se hace en lugares públicos.

De acuerdo con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) fumar en terrazas representaría un grave riesgo de contagio de COVID-19, no sólo para las personas que se encuentren compartiendo la misma mesa, sino también para el resto de los consumidores y hasta para los trabajadores del bar o restaurante.

Lo anterior debido a que el virus del SARS-CoV-2 podría esparcirse con el humo del cigarro hasta ocho metros de distancia.

El contagio del virus SARS-CoV-2 se produce por aerosoles al respirar siendo mayor al realizar actividades como fumar o vapear. En espacios de fumadores o vapeadores los coronavirus con diámetros de 0,1 micras pueden unirse a partículas del humo del tabaco más grandes, pudiendo estos aerosoles cargados de partículas víricas alcanzar distancias de 8 metros. Por tanto, el humo exhalado del tabaco convencional y de dispositivos electrónicos representa un excelente vehículo para la transmisión de las partículas del virus entre personas”, explicaron.

Debido a que los fumadores y no fumadores permanecen en terrazas durante un largo periodo de tiempo y sin cubrebocas, el riesgo de transmisión es mayor.

Por ello, la sociedad científica, con sede en Barcelona, remitió al Ministerio de Sanidad cinco medidas “irrenunciables” que deberían incluirse en la reforma de la Ley Antitabaco vigente, en la cuales, se establece que las terrazas deberían quedar libres del humo de tabaco y de los tóxicos liberados por los dispositivos electrónicos.

Esta medida no debe aprobarse solo de forma circunstancial, para evitar los contagios de COVID-19 en las terrazas, sino de forma permanente, para que contribuya a evitar los contagios de esta y otras infecciones respiratorias”, señaló.

La SEPAR hizo un llamado para reducir el consumo de tabaco, pues los fumadores tienen mayor riesgo de presentar sintomatología grave y sufrir un peor desenlace si se contagia de coronavirus.

La presencia de una historia de tabaquismo aumenta en un 79 por ciento más las posibilidades de necesitar ingreso en UCI o de morirse y en un 96 por ciento de desarrollar COVID-19 grave”.

Con información de SEPAR.