¿Cómo evitar el aumento de peso en las fiestas navideñas?

0
176

Llegó la temporada del año marcada de una nostalgia, de recordar a los seres que se han ido, que no están con nosotros, pero también es la fecha donde las dietas se evaporan, los hábitos alimenticios y de salud física se modifican, tomando el lugar las fiestas de fin de año: reuniones, posadas, la tradicional cena de Navidad y Año Nuevo, los recalentados y demás, sin embargo el consumo calórico se eleva, aunado a que la actividad física disminuye, lo que genera una tendencia a subir de peso en sólo el mes de diciembre, aunque algunos inician desde noviembre.

Sólo en esta temporada se llega a subir hasta más de seis kilogramos por la ingesta de diversos alimentos altos en grasas y calorías, y por el consumo de bebidas alcohólicas, por eso la nutrióloga, Edsi Gómez Pérez, jefa del departamento de Nutrición del DIF municipal, recomienda algunos consejos para encontrar un equilibrio entre pasar unas buenas fiestas navideñas, pero al mismo tiempo cuidando la salud.

Por ejemplo, reemplazar las botanas fritas, por horneadas, jícamas, zanahorias, medir las porciones de comida, y hacer algún tipo de actividad durante las reuniones y fiestas, romper la piñata o bailar y no permanecer mucho tiempo sentados, estáticos sólo comiendo y bebiendo, entre otros.

La especialista reconoce que en fin de año se inician “tiempos difíciles” en cuanto al cuidado del peso y la ingesta elevada de carbohidratos, grasas y azúcares, aunque muchos inician desde noviembre por la comida tradicional de Día de Muertos, el Pib.

Recomendaciones. Si bien, la nutrióloga está consciente de que uno no se puede excluir de la sociedad y no acudir a las distintas fiestas, convivios y cenas que hay en estas fechas, para ver a los amigos que no vemos hace tiempo o disfrutar con la familia y compañeros de de trabajo, no obstante las fiestas pueden ser más saludables.

Uno de los consejos que ofrece la especialista es que en lugar de comprar comida ya hecha, hacerla en las casas, usando alimentos más saludables, en lugar de comprar bolsas de frituras, preparar una botana con hummus, al frijol ya no ponerle manteca, sino hacerlo con aceite; que las tostadas en vez de ser fritas que sean horneadas, usar jícamas, pepinos, ensaladas.

Platillos opcionales

En cuanto a los platillos la nutrióloga sugirió que se eviten consumir en exceso los que tengan crema como la sopa de coditos y en su lugar incluir una pasta que esté hecha con un poco de mantequilla, spaghetti con yogurt o quesos bajos en grasos, y así reducir la cantidad de calorías. “Lo importante es buscar los ingredientes que tengan la menor cantidad de grasas, azúcares añadidos”, subrayó.

En cuanto al tradicional pavo, explicó que realmente esta comida no tiene gran cantidad de calorías, alrededor de 45 calorías, lo que acompaña al pavo, los complementos es lo que suele tener muchas, por eso sugirió que en lugar de usar tostadas fritas para el caldo, ponerle tostadas horneadas y en una porción reducida, dos o tres en el plato, no pasarse.

Otro platillo que no suele faltar en estas fiestas es el famosos sandwichón, pero tiene muchas capas de mayonesa, queso crema, en este caso dijo que se tiene que buscar otro platillo que tenga menor cantidad de crema, o comer rebanadas pequeñas, y no consumir postre.

El problema en general en estas fiestas decembrinas recae en los excesos, indicó Edsi, se empiezan a botanear con frituras, luego se pasa al plato principal que tienen mucha cantidad de azúcar y grasas y terminamos con postre, y todo esto se acompaña generalmente con bebidas alcohólicas o azucaradas, y esto casi todos los días y al terminar la época se sube más de 6 kilos.

Por otro lado, también dijo que normalmente siempre se están sentados comiendo y bebiendo, por eso indicó que es importante realizar distintivas mecánicas que hagan que las personas se activen, romper la piñata, bailar, y no sea solo estar sentadas, porque mientras más sentado esté uno más ganas tiene de “picar” comida, indicó.

Aunado a esto, agregó, deben hacer alguna actividad física entre la semana, caminar, salir a pasear en familia, usar la bicicleta, buscar ser más activos para que repercuta lo menos posible la ingesta de alimentos en estas fechas,

Algunos datos de alimentos y bebidas

La botanas,como las frituras suelen ser alrededor de 180 calorías; si lo acompañas de un dip puede aumentar hasta 300 calorías; los refrescos, puede incrementar hasta 500 calorías.

Normalmente una piña colada puede tener entre 200 y 400.

En un tiempo de comida que incluya botanas, platillo fuerte, postre, bebidas, una persona se puede consumir entre mil o 2000 kilocalorías.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here