Chukwá y Canela, pastelería de la mejor calidad

0
278

Viendo a su mamá tomar sus cursos de repostería se motiva para abrir su pastelería y chocolatería; incluso Ángel Canul viaja a Puebla para especializarse en panadería fina, que cada vez goza de más clientela

Decidido a dar continuidad al trabajo que iniciaron sus padres con una pequeña repostería, Ángel Canul se preparó a conciencia y hasta viajó a Puebla para especializarse en el arte de la chocolatería fina que hoy es “el fuerte” de “Chukwá y Canela”.

Acompañado de su esposa Lizette Ivonne y con el respaldo de sus padres José Francisco y Alma Lucelly, Ángel inició esta aventura gastronómica justo hace 4 años, precisamente a su regreso de la Angelópolis, al abrir su primer local en la calle 19 por 10 y 12, del fraccionamiento Las Águilas, donde poco a poco su clientela se fue dejando cautivar con sus cheescakes y su galletera fina.

Fue en la Cuarta edición de la Expo Coffee que se llevó a cabo la semana pasada en las instalaciones del Instituto Gastronómico de Mérida, donde visitamos el módulo de este joven emprendedor, quien platicó acerca de la amplia variedad de pastelería fina y panadería tradicional que ofrece al público, utilizando solo productos naturales y sin conservadores.

En este tiempo, comentó, también se le ha apostado a hacerle entender a la clientela que la materia prima que se utiliza es más fina por lo que sus productos son de mucha más calidad los que se expenden en los carritos y triciclos, y por lo mismo, existe una diferencia en el precio.

Con el paso de los años ampliaron sus productos, donde lo destacado de su pastelería fina y panadería tradicional es que no usan conservadores.

—Manejamos panadería tradicional como las conchas, pero también las bolitas de queso y productos más elaborados como los que se manejan en muchas cafeterías como las baguettes y los croissants estamos utilizando en el proceso masa madre, que es un fermento compuesto de agua y harina que no contiene levadura y qué es muy tardado, pero los panes que se elaboran de esta manera tienen un sabor y aroma especial —explicó.

Con respecto al chocolate, que es el nombre que en maya da nombre a su establecimiento, comentó que contrario a lo que mucha gente piensa, que no se consume mucho por el clima caluroso que predomina, este producto es de los preferidos de los yucatecos.

Así es que además de que hay numerosas variedades de pastelitos y galletas elaborados con chocolate, vale la pena disfrutar de los espectaculares pasteles que se ofrecen y en los que destacan los que llevan cubierta de fresas, además de los de queso con blueberry, con nutela, de queso de bola y moka con crema de chantilly, sin faltar el tradicional de tres leches.

En la vitrina observamos los tradicionales besitos que se diferencian de los suspiros en que están hechos a base de yema y no con merengue, pero también se destacaron los macarrones que son un postre francés con galleta y polvo de almendras que llevan diversos rellenos como chocolate, pero también de mango, maracuyá y hasta xtabentún, que son una innovación de Chukwá y Canela para aprovechar fomentar el consumo del producto local.

Además de su local en las Águilas, desde hace tres meses, Ángel y su familia abrieron una sucursal ubicada en la calle 21 por 12 de la colonia México, donde se puede disfrutar del pan fresco o de un postre como la tarta rellena de frutas con su crema pastelera, acompañado de una aromática taza de café. Sin duda que se antoja y más con el clima lluvioso que se ha registrado.

Fuente