Brayan Rolando Trujeque, el tiktoker de Izamal

0
147

Por la manera peculiar de mezclar el maya con las actividades cotidianas, el joven yucateco de nombre Brayan Rolando Trujeque Trujeque está a punto de alcanzar los 100 mil seguidores en TikTok, fruto de lo aprendido de sus padres y abuelos donde mantiene los valores familiares.

Con 97.1K (97,100) seguidores en su cuenta de TikTok como @brayantrujeque1 ha logrado llegar a públicos de todo el país, Centroamérica y los Estados Unidos.

Brayan Trujeque tiene 18 años de edad y es hijo del matrimonio de Eiyter Rolando Trujeque Mukul y Gloria María Trujeque Caamal; tiene tres hermanos: Jesús, Dayana y David de 15, 10 y 7 años respectivamente y vive en la comunidad maya de Cuauhtémoc (Pixilá) del municipio de Izamal.

Contó que todo empezó cuando sus amigos del balompié le recomendaron crear una cuenta en las redes sociales para que subiera videos pues consideraban que la gente debía conocerlo por lo gracioso y simpático que es.

Fue hasta marzo de 2020 que comenzó su historia en las redes sociales ya que debido a la pandemia del Covid-19 contaba con tiempo disponible.

Miles de reproducciones y un millón de «me gusta»

Con 585 videos y más de 1 millón de “Me Gusta” alcanza un promedio de 20 mil a 90 mil reproducciones por video donde busca mostrar parte de la cultura maya-hablante.

Explicó que tras tener los primeros 10 mil seguidores optó por mostrar actividades cotidianas donde se usan las palabras en maya y con el tiempo su público creció gracias a lo aprendido de sus padres, abuelos y tíos que son mayahablantes.

Con la frase de inicio “Sí claro que sí, qué más, es tu suerte, ya te lo ganaste” y el final “besitos en tu wuatusi”, Brayan Trujeque ha realizado modelaje con ropa típica de la región y recibido colaboración con marcas del centro y norte de la república.

Conquistando seguidores de Guatemala, Honduras, El Salvador, ciudades de los Estados Unidos y varios estados del país, el joven tiktoker planea continuar sus estudios en la carrera de Administración de Empresas.

De manera personal dijo que le gusta el color blanco y que le gusta cualquier tipo de comida.

“Mi abuelo me inculcó a comer de todo morocho pues no sabes en qué lugar te van a invitar y debe gustarte de todo”.

Finalizó diciendo que “no tengan miedo de intentar las cosas, no importa si no lo logras, lo importante es que estés bien contigo mismo pues las personas que lo intentan siempre terminan ganando”.— MIGUEL ÁNGEL CÁRDENAS PECH

Información Diario de Yucatán.