La corrupción en Yucatán bajó casi un 50% en el gobierno de Vila, según el INEGI de AMLO

0
84

La percepción de la corrupción como uno de los principales problemas sociales en Yucatán disminuyó sensiblemente en 2019, en el primer año de Mauricio Vila Dosal como gobernador y de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia de la República, respecto a lo registrado en 2017, revela una encuesta reciente del Inegi.

En ese año, el 43% de la población de 18 años y más de áreas urbanas de cien mil habitantes en el Estado consideró a la corrupción como el segundo problema más importante en la comunidad, incluso por arriba de la pobreza y el desempleo.

En 2017 ocupaba la gubernatura Rolando Zapata Bello y la presidencia, Enrique Peña Nieto.

En 2019, el Inegi volvió a preguntar sobre el tema a los yucatecos adultos residentes en las principales ciudades y el 36.6% consideró a la corrupción como el cuarto problema más importante de Yucatán, una disminución de 6.6 puntos porcentuales.

En el mismo periodo en todo el país, también bajó la percepción de la corrupción al pasar de 56.7% en 2017, a 52.8%, en 2019, un cambio de 3.9 puntos porcentuales.

En ambos años, la corrupción ocupó el segundo lugar entre los problemas más importantes del país, solo después de la inseguridad, según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, 2019 del Inegi.

Los yucatecos, según el ejercicio, también creen que disminuyó la frecuencia de la corrupción en el Estado.

La misma encuesta señala que en 2017 el 31% de los encuestados pensaba que la corrupción era “muy frecuente”. En 2019, ese porcentaje disminuyó a 27.1% y en el país bajó de 53.6% a 44.6%.

Prevalencia

Sin embargo, la tasa de prevalencia de corrupción, es decir, los usuarios que experimentaron algún acto de corrupción en al menos uno de los trámites que realizaron, se incrementó de 12,344 víctimas por cada 100,000 habitantes en 2017, a 13,260 en 2019.

Lo mismo con la tasa de incidencia, que se calcula dividiendo los actos de corrupción de mayores de 18 años que tuvieron contacto con un servidor público, multiplicada por 100,000 habitantes. Esta tasa pasó de 19,158 actos de corrupción por cada 100,000 habitantes en 2017, a 23,083 en 2019.

No obstante, según el Inegi, en estos dos últimos años disminuyó el porcentaje de yucatecos que no denunció los actos de corrupción, al pasar de 88.5% en 2017, a 80.4% en 2019.

La encuesta del Inegi revela, además, una mejor percepción de los yucatecos respecto a la corrupción prevaleciente en ciertas instituciones y sectores.

Las instituciones y sectores en las que los yucatecos creen que la corrupción es “muy frecuente” son, de acuerdo con la encuestadel Inegi: partidos políticos, 46.3%; policías, 41.8%; diputados y senadores, 30.8%; Ministerio Público, 28.8%, y sindicatos, 26.1%. También los gobiernos municipales, 23.5%; empresarios, 23.1%; instituciones electorales, 22.5%; jueces, 21.8%, y medios de comunicación, 19.0%.— HERNÁN CASARES CÁMARA

Sobre el gobierno estatal

En 2017 el 32.5% creía que la corrupción del gobierno del Estado (a cargo de Zapata Bello) era “muy frecuente”. Dos años después, con Vila Dosal, el porcentaje disminuyó a 19.1%.

Sobre el gobierno federal

En 2017, penúltimo año de Peña Nieto, el 52% de los yucatecos creía que la corrupción era “muy frecuente”, contra el 26.7% que lo piensa ahora, ya con López Obrador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here