A punto de morir de hambre 124 millones de personas

0
1178

Por guerras y desastres naturales, 815 millones de seres humanos pasan hambre en el mundo

ROMA, Italia, 22 de marzo (EFE/AFP).- Unos 124 millones de personas en 51 países necesitan ayuda humanitaria urgente debido a las graves crisis alimentarias, que continúan intensificándose sobre todo por los conflictos, según un informe elaborado -entre otros- por Naciones Unidas y la Unión Europea.

El informe mundial sobre crisis alimentarias destaca que las personas con hambre aguda en el mundo se ha incrementado en 11 millones (un 11% anual) si se comparan los mismos 45 países analizados en esta edición y en la del año anterior.

El estudio advierte que la situación tiende a agravarse sobre todo por los conflictos en Yemen, Nigeria, la República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Somalia y Birmania, además de la sequía que azota a buena parte del continente africano.

En 2016 había 108 millones de personas sufriendo grave inseguridad alimentaria en 48 países, frente a los 80 millones contabilizados en 2015.

El informe, de más de 200 páginas, calcula que millones de latinoamericanos padecen inseguridad alimentaria, la mayoría residentes en países como Haití, Honduras, Nicaragua, El Salvador y algunas regiones de Venezuela.

El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, explicó en una conferencia que “dos de cada tres personas con hambre proceden de países que viven crisis prolongadas”.

Según el informe, los conflictos fueron la principal causa de inseguridad alimentaria en 18 países, 15 de ellos en África y Oriente Medio, lo que afectó a 74 millones de personas, el 60 % del total de casos agudos de hambre.

Mientras, los desastres naturales, en especial la sequía, causaron graves problemas de alimentación a 39 millones de personas en 23 países, entre los que destacan Etiopía, Malaui, Zimbabue y Bangladesh como los más afectados.

En todo el mundo se estima que en 2016 había 815 millones de personas que pasaban hambre, aunque el estudio presentado hoy solo se centra en aquellos casos más severos de crisis utilizando una escala de cinco niveles.

Para 2018 se espera que los conflictos sigan influyendo en las crisis alimentarias de Afganistán, la República Centro africana, la República Democrática del Congo, el noreste de Nigeria, el lago Chad, Sudán del Sur, Siria, Libia, Mali, Níger y el Yemen, este último con unos 17 millones de personas en situación de hambre.

El estudio hace un llamado a los países y organizaciones a actuar “de forma simultánea para salvar vidas, medios de subsistencia y abordar al mismo tiempo las causas profundas de las crisis alimentarias”.

 

Fuente