50 mil participaron en Paseo de las Ánimas

0
206

El alcalde Renán Barrera participó en ese evento que ya se ha vuelto una tradición de Día de Muertos

Mérida, Yucatán, 31 de octubre de 2018.– El alcalde Mérida, Renán Barrera Concha, encabezó el Paseo de las Ánimas, donde cada año se dan cita miles de personas entre residentes de la ciudad y turistas que se ven atraídos por la exposición de altares, leyendas mayas, ceremonias religiosas, entre otras actividades que se realizan en diversos puntos del recorrido.

Como pocas veces, el alcalde Renán Barrera Concha lució un traje tipo de Yucatán, de blanco, con sombrero y alpargatas, quien llegó en punto de las 8 de la noche, a la entrada poniente del Cementerio General, donde caminó y disfrutó del paisaje que brindaba esta noche.

Al igual que el edil, miles personas hicieron lo propio, caminaron, comieron y disfrutaron poder andar por una de las calles más bonitas y tranquilas de Mérida, la 66 de la Ermita de Santa Isabel.

Recientemente el doctor en problemas sociales, Paulino Dzib Aguilar explicó para Desde el Balcón que el Janal Pixán le lleva mucha ventaja a el famoso Halloween, debido a que el primero se centra en múltiples emociones, como la alegría, la esperanza, la tristeza y el festejo, mientras que la tradición norteamericana se basa sólo en “hacer sentir miedo”.

En Yucatán, el Janal Pixán utiliza muchos colores, festeja a los muertos y nos ayuda como sociedad minimizar la ansiedad que te produce saber que un día estarás en una caja de madera y que todo habrá terminado, aquí el pib se prepara en familia y a la calabaza se le hecha miel; en cambio en Estados Unidos “la calabaza” tiene ojos y una boca terrorífica que busca espantar, nada parecido a la tradición yucateca, explicó el especialista en el marco del inicio de las tradiciones de muertos en la entidad.

Y es verdad, el Paseo de las Ánimas se ha convertido en los últimos años en toda una experiencia para el visitante, las luces tenues de colores, los trajes típicos de la región y las caras pintadas de calaveras son un tesoro para las personas que visitan la ciudad en busca de cultura y nuevas tradiciones.

En punto de las 8 de la noche, inició el recorrido encabezado por Barrera Concha, quien estuvo flanqueado por personas caracterizadas de ánimas con vela en mano, listos para comenzar el recorrido donde participaron poco más de 500 ánimas que iluminaron el camino de los espíritus.

Un hombre con pantalón de manta, sombrero y alpargatas, fue el encargado de abrirle paso al contingente que representaba la llegada de las animas que vienen a visitar a sus familiares y “a ver” que les pusieron este año en su altar.

A lo largo del camino, se podían observar más de 200 altares que fueron instalados por familias de la zona, Consejos de Participación Ciudadana, dependencias municipales y asociaciones, quienes en cada mesa dispusieron de los elementos principales para recibir a los fieles difuntos, como frutas típicas, velas blancas, fotografías y la conocida cruz pintada de verde.

De acuerdo con datos de la Policía Municipal, al Paseo de las Ánimas se registra una afluencia en promedio de 50 mil personas que desde temprano arriban al derrotero para ocupar los mejores lugares en las numerosas gradas colocadas cerca del Cementerio y en calles aledañas para mayor disfrute de los visitantes.

En esta edición, se instalaron altares en el parque de San Juan, así como la apertura del Jardín Botánico de la Ermita, donde además de tener altares, se realizaron diversas actividades como la presentación de trovadores, ceremonias mayas, entre otros espectáculos, ballets folclóricos, entre otros atractivos.

Mientras esperaban la llegada de la procesión de ánimas que salió del cementerio general, los meridanos y visitantes que se dieron cita en La Ermita pudieron disfrutar de un variado programa cultural que incluyó estampas folclóricas relacionadas con la época.

Catrinas y mestizas, trovadores y mariachis se dieron la mano para llevar a los visitantes a un recorrido por muchas de las tradiciones y costumbres que enriquecen la herencia cultural de México especialmente en estos días dedicados a los difuntos.

El olor a incienso y el incesante ir y venir de las personas hicieron vivir y recordar a los asistentes muchas de las tradiciones que se niegan a morir. Incluso rezos ante los altares formó parte de este tradicional recorrido que año con año atrae a mayor número de personas y que es el evento central del Festival de las Ánimas.

Frente a la iglesia de La Ermita se instaló una tarima, donde desde las 7 pm comenzaron las actividades artísticas. El Trío La Siembra, seguido por la Vaquería de Ánimas con el Ballet del Ayuntamiento, además de la presentación de “Cocotazo”, el Trío Trovanova y el Ballet de Jaguares.

Mientras tanto, en el parque de San Juan, donde se instalaron alrededor de 30 altares, también se llevaron al realizaron actividades como la presentación del trio Ensueño, Leyendas Mayas, así como la presentación de música prehispánica y folclórica.

El Paseo de las Ánimas es una de las actividades del Ayuntamiento de Mérida, que se ha consolidado como referente cultural, en la que se suma la participación de autoridades y ciudadanos en un esfuerzo por preservar nuestras costumbres y tradiciones, además de compartirlas con los turistas que se dan cita a los eventos. (Javier Escalante Rosado; Fotos de Cuauhtémoc Moreno)

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here