40 millones de personas sufren explotación, según OIT

0
169

Como cada año, el 2 de diciembre se conmemora el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, por lo que se considera un día para recordar y reconocer el sufrimiento que padecieron millones de hombres, mujeres, niñas y niños, principalmente del continente africano.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU), la esclavitud se define como la privación de la libertad ya sea completa o parcial, económica o sexual de una persona, ejercida por un tercero. Por ello, dicho organismo promueve este día con el objetivo de reclamar la erradicación absoluta de cualquier modelo de explotación.

En diciembre de 1949, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el Convenio para la represión de la explotación y la trata de personas, por ello se le denomino el Día Mundial contra la Esclavitud. Sin embargo, a partir de 1995 comenzó a llamarse como hoy en día le conocemos.

Esclavitud moderna

Aunque se piensa que la esclavitud ha sido abolida, actualmente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sostiene que más de 40 millones de personas son víctimas de la esclavitud moderna. Mujeres y niñas representan el 71% del total y un 25% de esos esclavos son niños.

Lo anterior porque existen diversas formas de explotación como el trabajo forzado, la explotación sexual, trata de personas, el matrimonio forzado o arreglado, el trabajo infantil y el reclutamiento ilícito de menores de edad para ser llevados a guerras o conflictos armados.

Con base en una investigación titulada “Estimación mundial sobre el trabajo infantil: Resultados y tendencias, 2012-2016″, se reveló que 152 millones de niños, entre 5 y 17 años, se encuentran en situación de trabajo infantil, de los cuales, 73 millones realizan trabajos peligrosos.

El mayor número de niños entre 5 y 17 años víctimas del trabajo infantil se encuentra en África 72,1 millones, seguida por Asia y el Pacífico, que contabilizan 62 millones; las Américas  registran 10,7 millones; mientras que Europa y Asia Central tienen 5,5 millones; y los Estados Árabes 1,2 millones.